© Texto de UVD, EXACTA y AMANI
 
21 de marzo de 2009.
Entre sueños azules y bostezos, ruidos que molestan y piruetas imposibles, se oye de lejos, aunque esté cerca, un murmullo saliente de la pantalla casi muda.
Tumbado, como se tumban casi todos a estas horas de la tarde, por costumbre o necesidad mal entendida, entreabro los ojos y veo colores primarios, números y letras, cuyo formato me recuerda los primeros artilugios tecnológicos, mientras aplasto sin piedad el instrumento por definición de la holgazanería más impune.
Una vez despejado y ya incorporado, el número de cuatro dígitos a la vista, me revela el misterio.
Menos uno al primero. Más nueve al segundo. Menos dos al tercero. Y más dos al cuarto (sin dígrafos).
En su orden, una palabra para continuar, más adelante.
Por ahora, lo importante y trascendente, es el número de cuatro dígitos que tengo a la vista.

 

 
 
 
     
Contacto UnViajeDiferente PPrincipal Buscadores
menu



© UNVIAJEDIFERENTE. Todos los derechos reservados.Textos de UVD, EXACTA y ACTUALIDAD