© Texto de UVD, EXACTA y AMANI
castillo
 
Como os mentaba en marzo, la llamada de León me cogió por sorpresa.
Hoy, bajo un calor seco, sentada en los restos de un viejo castillo, me siento lejos de sus palabras, aún cercana a su sitio.
Dos veces Alfonso me lo había advertido. Primer peregrino había sido.
No esperaba tanta profusión después de tantos años…
Como las nueve almas creando algo nuevo, como caballero sin cielo, como silencioso amante dormido, me confesó su sentir. Me confió su intención.
Allí en el Ararat me pareció inoportuno. Aquí, en la encrucijada y valle, se me ocurre un desesperado final para un dulce comienzo.
Las fotografías del lugar, compulsivas y mecánicas, me alejan de estos pensamientos inquietantes. Poco después mi alfa dejaría de ver e inmortalizar. El objetivo DSL dejó de funcionar.Rebusqué en aquella ciudad llena de vida y verano la posibilidad de repararlo.
Y con tal búsqueda infructuosa, me percaté de la coincidencia. Números y almas. Castillos y ciudades. Caminos y errantes con destino espiritual.
León, ¿Dónde se fraguaron tus infundadas esperanzas? ¿Por qué, en tu huida hacia el pasado, intentas confundirme? ¿En qué lugar del camino estoy?

 

 
 
 
     
Contacto UnViajeDiferente PPrincipal Buscadores
menu marzo enero _ febrero Abril 2009 mayo junio Julio/Agosto



© UNVIAJEDIFERENTE. Todos los derechos reservados.Textos de UVD, EXACTA y ACTUALIDAD
castillo